Sobre el elefante de mi cocina

Siempre me ha gustado andar por la cocina trasteando, desde pequeña investigaba la enciclopedia de cocina de mi madre, deseaba quedarme sola en casa para poder hojear y poner en práctica el contenido de aquellos tomos forrados en rojo, con fotografías brillantes y ese olor inconfundible de los libros antiguos. Junto a estos tomos, recetas personalizadas con la ayuda de mi hermano como:  “experto untador de mantequilla”, o “ayudante tostador”.

El grave problema, es que debido a mi edad no me dejaban utilizar ningún elemento de cocina que implicase fuego, eso dio  como resultado unas cuantas recetas de dudosa “comestibilidad”, que se “cocinaban” entre el frigorífico, el congelador y el microondas: tarta de galletas congelada, souflé de maizena y colacao, etc…

Pero la negación de casi toda mi familia a probar mis experimentos culinarios no me hizo desistir en mi afán, continué viendo los programas de Arguiñano y añadiendo a cualquiera de mis platos un ramito de perejil para dar un toque de “alta cocina” a mi tortilla francesa.

Con el tiempo he aprendido a dar mi toque a las recetas, a respetar los tiempos, tomarme con calma el arte de la cocina, que casi nunca se puede acelerar, y de hecho el secreto para disfrutarlo es precisamente ese: tomarlo con calma.

Aquí dejo mis experimentos, fallidos o exitosos, recetas especiales, variaciones o los platos del día a día, espero que os gusten!!!

//
//

Anuncios

Dinos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s